Protocolo: aprende a poner la vajilla para un servicio en la mesa

Aunque lo último en cátering para bodas en Colombia son las tendencias informales y desenfadadas, muchas parejas prefieren un servicio clásico de plato servido a la mesa. Te enseñamos cómo deben “vestirse” correctamente para que la distribución de los platos sea la adecuada.

Servicio de plata. Museo Reiss-Engelhorn en Mannheim, Alemania. Foto: Andreas Praefcke - Wikimedia.org
Servicio de plata. Museo Reiss-Engelhorn en Mannheim, Alemania. Foto: Andreas Praefcke - Wikimedia.org

Hay tres tipos básicos de platos para una comida elegante, como es el caso de las bodas:

  • 1. El bajo-plato o plato de presentación

Aunque no tenga una utilidad real en el servicio, es la “base” de la vajilla, ya que sobre él se disponene los demás platos. Es de un tamaño mayor al resto, y no debe ser, necesariamente, del mismo material que el resto de la loza: pueden ser metálicos o de cristal, loza o porcelana. Su utilidad es meramente estética y protocolaria, ya que los invitados no deben quedarse sin nada delante entre un plato y otro. Sólo se retirará cuando se vaya a servir el postre. Incluso cuando se trata de un plato único, el bajo-plato sirve para que la mesa se vea más elegante, ya que los platos no deben estar apoyados directamente sobre el mantel.

  • 2. El plato plano

Es el siguiente que colocaremos sobre el bajo-plato, y debe ubicarse centrado sobre éste. No deben colocarse dos platos planos uno encima de otro, aunque sean necesarios por el tipo de menú. En este caso, una vez los invitados hayan de comer, se cambiarán por platos limpios de la misma clase.

  • 3. El plato hondo

Debemos colocarlo encima del plato plano si va a servirse una sopa, una crema o un consomé. Una vez los invitados terminen con éste, se debe comprobar si plato plano está limpio, y si se ha ensuciado debe cambiarse por otro.

Recuerda que la sencillez en la decoración de las mesas puede ser encantadora. Foto: One Love Photo
Recuerda que la sencillez en la decoración de las mesas puede ser encantadora. Foto: One Love Photo

Adicionalmente tenemos los platitos para el pan, unos platos pequeños que se ponen en la parte superior de los cubiertos de la izquierda. Son para servir los panes individuales.

En general es preferible contar únicamente con estos platos esenciales, ya que si bien hay muchos elementos que podemos pedir al servicio de cátering, si no son relamente necesarios solamente servirán para recargar las mesas y hacer que los invitados estén incómodos.

Una vajilla sencilla, floreros pequeños y detalles personalizados para una decoración encantadora en las mesas. Foto: One Love Photo
Una vajilla sencilla, floreros pequeños y detalles personalizados para una decoración encantadora en las mesas. Foto: One Love Photo
  • Un último tip

Aunque en este artículo no abordamos el asunto de la cubertería para la mesa, es importante que los invitados a tu boda se sientan cómodos con los elementos que encontrarán frente a ellos: si sabes que no están familiarizados con las palas para el pescado, las pinzas para marisco, etc., probablemente no sabrán como usarlas y la comida, en lugar de ser un momento maravilloso, será un rato tenso e incómodo para todos. Recuerda que a veces menos es más, y siempre es preferible la sencillez.

Si tienes más consejos e ideas para el servicio de comida en las bodas, no te las guardes. ¡Compártelas en nuestro foro!

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese información de catering para bodas en Bogotá.

Escribir un comentario