¡Nos casamos! Y ahora, ¿por donde empezamos?

Después de la emoción del compromiso, el anillo y de compartir la noticia con familia y amigos, llega el momento de empezar a organizar la boda, y es ahí donde surge la pregunta: “y ahora, ¿por donde empezamos?”. Antes de que todas las ideas, los consejos y las dudas se apoderen de la situación, esta lista es una guía que incluye los primeros pasos a tener en cuenta en los preparativos de una próxima boda.

Llega el momento de comenzar a organizar la boda. Foto: Estudio Blay SAS
Llega el momento de comenzar a organizar la boda. Foto: Estudio Blau SAS

 

-Hacer una primera lista de invitados: Un primer paso muy útil para hacerse una idea del tamaño de la boda. Aunque es muy factible que la lista se vaya reduciendo con el tiempo, es un buen punto de partida para planificarse. Como consejo, empieza a anotar los invitados por grupos (familia del novio, de la novia, amigos del colegio, universidad, trabajo, etc.).
-Escoger la fecha de la boda: Con el día decidido, se puede organizar la ceremonia (hablando con la iglesia o notaría) y reservar el sitio de la celebración. Lo mejor es escoger una fecha realista que dé suficiente margen para ahorrar y hacer frente a los gastos de la boda y de la próxima vida en pareja.

 

-Definir el tipo de boda (civil, religiosa): El lado menos romántico de la boda porque implica hacer trámites de documentos, permisos, notarías, partidas y demás. Si es una boda religiosa, ten en cuenta que hay iglesias con gran demanda, así que anota este punto entre los primeros puestos de la lista para no llevarte una sorpresa.

 

La mejor forma de controlar los gastos es realizando un presupuesto. Foto: Estudio Blay SAS
La mejor forma de controlar los gastos es realizando un presupuesto. Foto: Estudio Blau SAS

 

-Hacer un presupuesto: Es la mejor manera de controlar los gastos y los preparativos de la boda. Así no solo tendrás identificados los costos, sino que también podrás tener claro qué aspectos de la planificación están quedando por fuera. ¡No olvides incluir en el presupuesto la luna de miel!

 

-Empezar a buscar el sitio de la celebración: Una vez tengas claro con tu novio qué tipo de fiesta quieren celebrar (empezando por definir si será una boda de día o de noche, en un sitio cerrado o al aire libre), lo más recomendable –después de ver las opciones disponibles– es reducir la lista a unos cuantos sitios. Recuerda que es uno de los primeros pasos de los preparativos, y la lista es larga…

Espero que estos consejos te sean útiles en los preparativos de tu boda. Si tienes dudas, sugerencias o comentarios, no dudes en escribirme.


 

Autor invitado: Laura Agüello Solano Experta en Bodas

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

Escribir un comentario